miércoles, 20 de agosto de 2014

Fuimos como niños

La verdad es que sí: que disfrutamos, nos entretuvimos, aprendimos, compartimos...



Nos dejamos llevar por la ingenuidad de la temática y disfrutamos como peque que calma el llanto con el chupete. Reímos como niño que moja el pañal antes de terminar de cambiarlo. Sentimos como el bebé que se quita los calcetines porque prefiere estar descalzo.

Contamos muchos cuentos. Reímos y volvimos a contar.
Hablamos de niños, de su psicología, de lo que les atrae de verdad. De las voces, las pausas, los susurros.


Se nos pasó el curso en un plis plas y nos quemados con ganas de más. Llegará, sin duda. Llegará


Gracias a Carlos Blanco, que nos ilustró con sus poemas, nos dejó jugar con sus piedras, nos emocionó con sus huesos de juguete.
Gracias a la Villa San Agustín, donde vivimos el niño en su entorno, con sus reacciones y sus risas.

(Foto de salamancartvaldia.com)

Gracias Ana, Carlos, Encarna, Lucía, Silvia, Virginia. ¡Qué placer haber disfrutado con vosotras!

jueves, 7 de agosto de 2014

En la prensa digital

salamancartvaldia.es se ha hecho eco de nuestro curso para bebés y de la contada que tendremos mañana (viernes 08-08-14) en Villa San Agustín.
Como nos ha hecho mucha ilusión, os dejamos enlace y artículo.

http://salamancartvaldia.es/not/52357/-lsquo-carioca-rsquo-representa-en-lsquo-la-villa-rsquo-lsquo-mua-mua-mua-rsquo-un-cuento-de-creacion-propia


Dirigido a niños de 6 meses a 3 años

‘Carioca’ representa en ‘La Villa’ ‘Mua, mua, mua’, un cuento de creación propia

Espectáculo con apoyo de un libro, juguetes tradicionales, efecto de iluminación, instrumentos musicales, títeres y muñecos
[Img #72868]
Un momento de 'Mua, mua, mua' de Carioca
El Centro de Educación Infantil ‘Villa san Agustín’ acoge este viernes, 8 de agosto, ‘Mua, mua, mua’, un cuento de creación propia de ‘Carioca’ que tiene como objetivo esencial despertar la pasión por los libros de niños de 6 meses a tres años.
[Img #72915]El espectáculo cuenta con el apoyo de un libro, juguetes tradicionales, efecto de iluminación, instrumentos musicales, títeres y muñecos, según explica su promotora.
Del mismo modo, esta obra pretende ser un acicate para los/as profesionales de la educación infantil a los que ‘Carioca’ y el actor Fernando Saldaña ofrecen la posibilidad de participar en un interesante curso de formación en el desarrollo y puesta en escena de cuentos para niños pequeños.

Sinopsis

Cierto día...
Cuando era pequeña, un verano, mamá y papá, me llevaron de vacaciones a la casa de campo de los abuelos. La abuelita Josefa nos tenía preparada una sorpresa. Una merienda deliciosa y además, a mí me regaló un libro. A la mañana siguiente, el abuelito Pedro nos enseñó una granja de animales. Una noche antes de acostarme, la abuela me susurró al oído un cuento que ocurrió en el mar. Y Paco, el vecino, me contó la historia de la ovejita blanca. Pero lo mejor de todo, es que me lo pasé ¡chupi, chupi, chupi!

Ficha

Obra: 'Mua, mua, mua'
Creación: 'Carioca'
Lugar: Centro Infantil Villa San Agustín, adscrito al Colegio San Agustín
Día: 8 de agosto, a las 10,00 horas
Más información sobre 'Carioca' y contacto en: http://cariocacuentos.blogspot.com.es/
[Img #72914]

miércoles, 6 de agosto de 2014

El viernes contamos en directo a los bebés


Dentro de las actividades programadas en el "Curso de cuentacuentos para bebés" (y no tan bebés: de seis meses a tres años), el viernes nos desplazaremos a "Villa de San Agustín" para asistir, en directo, a una sesión de cuentos para los más pequeños.
Carioca se pondrá delante de ellos (y del alumnado) para presentarnos "Mua mua mua". Un espectáculo con apoyo de juguetes, libros, iluminación...
Una buena forma de aprender y ver el trabajo in situ, para poder estudiar a los peques, para ver sus reacciones.

lunes, 4 de agosto de 2014

Empezamos el curso con la compañía de Carlos Blanco

Hoy empezamos el curso de cuentacuentos para bebés (y no tan bebés, de seis meses a tres años).

Como es un día especial, hemos querido hacer de este lunes, lunes de fiesta mayor. Por eso hemos invitado a Carlos Blanco, uno de nuestros poetas infantiles favoritos, para que nos cuente sus cosas, nos hable de su manera de entender la palabra, nos meta piedras, huesos y conchas en la cabeza y nos haga sentir el cosquilleo de sus poemas.

Podríamos haber empezado el curso de otra manera, pero habríamos perdido gancho, encanto, frescura, verso.

Maestro, poeta; amigo, poeta; creador, poeta; lector empedernido, poeta; encantador de personas, poeta.


El cocodrilo Cirilo
se baña en la charca verde
y cuando ya tiene frío,
duerme en la arena caliente

¿Salmantino? ¿Cacereño? ¿Zamorano? ¿Leonés? ¡Universal!

Esas cuatro ciudades dejaron huella en él y de las cuatro se llevó un frasco de viento, un puñado de tierra y una sonrisa clara, casi transparente. Todo lo guardó en su hatillo, porque Carlos Blanco transporta sus objetos en hatillo y no mochila: paño viejo en el que envuelve su colección de versos, su museo de palabras.

El jueves por la tarde compartimos con él minutos y cervezas. Nos dejó jugar con sus cosas, nos regaló su tiempo y sus palabras... Y nos sentimos niños, como niños se sentirán los que hoy tengan la suerte de escucharle.

Gracias Carlos, amigo. Por tu tiempo, por tus poemas, por dejarnos saber que podemos contar contigo (no hasta dos o hasta diez, sino contar contigo).




¡Ya viene el día!,
                               llega en tranvía.
Se va la noche
                               subida en coche.
¡Pi, pi... 
Viene deprisa,
                               me da la risa. 
La luna duerme
                               sin su camisa.
Ya sale el Sol,
                               tengo calor.
Toca la urraca
                               bien la carraca.
¡Qué linda flor!,
                               me da su olor.
La mariposa
                               vuela y se posa.
Hace ¡pom!, ¡pom!...
                               mi corazón.

domingo, 3 de agosto de 2014

Empezamos nueva aventura. Comienza el nuevo curso

"Gu guta tatata ta ta".
Que, traducido a lenguaje inteligible, viene a decir que mañana lunes da inicio el nuevo curso de cuentacuentos, en este caso centrado en el bebé (y no tan bebé: de seis meses a tres años).
Los biberones están cargados; los chupetes, listos; las ganas de trabajar, intactas... Y nuestra alegría a flor de piel ¿La ves?


viernes, 1 de agosto de 2014

El cuento de un curso de cuentos

Érase que se era, el mal que se vaya y el bien que se venga...


Érase una vez un pequeño grupo de locos que decidieron
unir sus tiempos en pos del cuento.
Metieron sus memorias en maletas transparentes,
cargaron los equipajes en carromatos de dos ejes
y al runrún de jilgueros que trinaban a lo lejos se encaminaron hacia
la calleja...

¡Basta!
Que más que cuento esto ha de ser crónica y más que crónica debe ser memoria de lo que ocurrió en Salamanca, mediando el mes de julio de 2014, en El Ateneo, para más señas, donde le echamos cuento al verano aprendiendo a contar cuentos, compartiendo palabras y disfrutando del hacer de nuestros compañeros.

Amanecimos un lunes en Salamanca para hablar de teorías, de niños, de adultos... De palabras y cuentos.

Lunes, teoría del cuento
Despertamos el martes rescatando del tintero aquello que el lunes se había quedado pegado a sus paredes e, ilusionados, empezamos a contar... Que si tres hijas, que si tres botijas.

Aguardamos al miércoles, fecha en la que habríamos de recibir la visita de Raúl Vacas, con sus voces, con sus sombras macabras dibujadas en el suelo, con sus textos y sus poemas.
Lección magistral de un maestro.





A partir de ahí todo fue contar y escuchar, leer y mirar, contar y pasear, andar y escuchar.
El viernes, como remate de la semana, en la librería Hydria nos acercamos a libros y editoriales. De la mano de Carioca hicimos un viaje por las diferentes edades, por los distintos intereses de cada quién, por las ilustraciones y los textos. Y nos dejamos seducir por una nube de emociones que viajó convirtiéndose en gato, pantalón, helado o cuerno de unicornio.

En la librería Hydria, que nos dio cobijo y amores.

Rematamos el curso paseando, escuchando leyendas, dejándonos seducir por las palabras más antiguas que la ciudad conserva. El viento nos llevó de un sitio a otro, de una a otra historia.

Frente a la casa de las Conchas, donde d. Rodrigo Arias Aldana nos habló de honras y pesares.

De ranas y lagartos, de muertes y pecados.

Entre marqueses, mugidos, vacas y gallos de Morón.
Nos despedimos en el mesón El Padre Putas recordando historias de rameras y mancebías, de reyes miserables y populachos amables. Sueños que nacen de cuentos, cuentos que se transforman en sueños.







miércoles, 23 de julio de 2014

Hoy le echa cuento al verano Raúl Vacas


A las 17,30 h. hemos quedado con él.
A las 18,00 h. habrá desplegado cachivaches, bártulos y achiperres y estará dispuesto para seducirnos con sus palabras, con su imaginación, con su don para crear.
Hoy, en nuestra particular escuela estamos de enhorabuena porque tenemos visita... ¡Y nos gusta!

Lo importante lo colgaremos mañana. Esto es sólo el aperitivo.